Esta excursión va a discurrir por una parte del sector central de la Cordillera Ibérica, relativamente cercana a Madrid, en la que pueden verse materiales y fósiles del Jurásico. Tiene como objetivo principal reconocer los cambios sedimentarios correspondientes a las transgresiones y regresiones marinas que tuvieron lugar durante el Jurásico Inferior y Medio, en un área donde la sucesión de fósiles nectónicos y bentónicos ha permitido establecer una biocronoestratigrafía precisa.