20 años de AEPECT

La celebración del XVI Simposio coincide con dos celebraciones de especial trascendencia para nuestra asociación. Por un lado, se cumplen 30 años de Simposios y, por otro, conmemoramos el 20 aniversario de la creación de la AEPECT. Desde el primer encuentro, celebrado en la Universidad Complutense de Madrid en 1980, nuestros “congresos” se han sucedido sin interrupción. Las sedes de Oviedo, Barcelona, Vitoria, Alcalá de Henares, Tenerife, Santiago, Córdoba, Logroño, Mallorca, Santander, Girona, Alicante, Aveiro (Portugal) y Guadalajara han albergado las inquietudes de los docentes de Ciencias de la Tierra y los avatares de la Geología a lo largo de tres décadas de todos los niveles educativos desde la educación infantil hasta la universidad y la formación no reglada. Los simposios fueron el germen de nuestra asociación. Corría el 1990, cuando en el encuentro de Canarias, unos compañeros italianos nos animaron a dar el paso. Allí nació la AEPECT.


30 años de Simposios


Los veinte años que nos separan de aquella fecha han confirmado plenamente la certeza de los objetivos fundacionales. Sobre aquellas bases, y asegurando la continuidad de los simposios, la AEPECT no ha cesado de marcarse nuevos retos y ampliar sus campos de acción. La revista Enseñanza de las Ciencias de la Tierra y el resto de nuestra producción editorial son un referente, cada vez más valorado y reconocido. Nuestra militancia a favor de la presencia de la Geología en los currícula ha sido una prioridad. Nuestras actividades formativas han propiciado cursos, debates, seminarios, conferencias, salidas de campo y expediciones. El compromiso por la difusión y divulgación del conocimiento geológico se ha materializado en el fomento de múltiples iniciativas, algunas de ellas recientes, como las Olimpiadas de Geología y los Geolodías. La implicación en la cooperación al desarrollo surgió también como una apuesta sincera por el ejercicio de la solidaridad. En este trayecto, seguimos creciendo y no estamos solos. Nuestra presencia y nuestros propósitos requieren la complicidad de asociaciones hermanas tanto de nuestro país como del mundo entero. En este camino estamos y confiamos seguir avanzando.¡Feliz aniversario!

Nuestro agradecimiento a todas las personas que han suministrado fotografías, materiales, ideas, … y que han hecho posible la realización de este entrañable viaje en el tiempo a lo largo de 30 años de historia que, aunque desde un punto de vista geológico, son menos que un instante, éste ha dado para mucho. Gracias a Francisco Anguita, Joan Bach, Javier Barba, Rosa Barella, Magaly Barreiro, Pedro Berjillos, Manuel Brañas, Leonor Carrillo, Ana Crespo, Cándido Cruz, Jesús Duque, Lumi Escaja, Ángeles García, Chema García Aguilar, Manuel García Rodríguez, Xavier Gassiot, Concha Gil, Conchita González Adán, Mª Sierra Gonzalvo, Lina Gracia, Francisco Hernán, Juan Antonio Hernández, Carmen de Lemus, Alicia López, Juan A. López Martín, Mª Dolores López, Hilario Jesús Llanos, Juan Mayor, Jorge Medina, Lola Méndez, Pedro Méndez, Alfonso Mora, Miguel Ángel de Pablo, José A. Pascual, Félix Pérez Lorente, Raimundo Pidal, Miquel Puigserver (Mitxi), Pau Renard, Marichu Ribelles, David Rosendo, Patri Rovira, Lorenzo Ruiz, Leandro Sequeiros, Lucila Sinde, Montse Vehí, Pep Verd, y a todos los anónimos, y por supuesto, pidéndoles disculpas, a los olvidados que no aparecen en esta lista.

¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!! Manuel

LA JUNTA DIRECTIVA DE LA AEPECT: Amelia Calonge, Xavier Juan, Agustín J. Senderos, Manuel Martínez, David Brusi, Luisa Quintanilla, Marta González, Alberto Holguín, Luis Alcalá, y el “amigo de la Junta”, Pedro Alfaro.

Nos felicitan...

La Associazione Nazionale Insegnanti di Scienze Naturali
La Associazione Nazionale Insegnanti di Scienze Naturali (ANISN) se congratula con AEPECT para haber alcanzado la meta de el 30° aniversario de el Simposio (Madrid, 1980) y el de 20° aniversario de la Associacion (Novembre, 1990) y desea que AEPECT sigua de estimulo en Espana y afuera de Espana para la promocion y divulgacion de buenas practicas para la ensenanza de las Ciencias de la Tierra y para la diffusion de la cultura cientifica en general.
Real Sociedad Española de Historia Natural
La Real Sociedad Española de Historia Natural se encuentra muy comprometida desde su fundación en 1871 con la enseñanza de las Ciencias Naturales, y queremos hacer llegar a la AEPECT nuestra doble felicitación por su 20 aniversario de constitución de la Asociación y por el 30 aniversario de la organización del primer Simposio sobre Enseñanza de la Geología.
Isabel Rábano
Presidenta de la Real Sociedad Española de Historia Natural

Sociedad Geológica de España
Una hermosa celebración: seis lustros de Simposios para la Enseñanza de la Geología , cuatro lustros como Asociación Española Para la Enseñanza de las Ciencias de la Tierra …
Enhorabuena a cada uno de las personas que hicieron posible esta proeza, una proeza tan útil para que la Geología esté en el lugar que se merece, como una de las cinco ciencias naturales básicas.
Un fuerte abrazo,
Ana Crespo Blanc
Presidenta de la Sociedad Geológica de España

Colegio Oficial de Geólogos
Con motivo del 30 aniversario del primer Simposio sobre Enseñanza de la Geología, celebrado en Madrid en el año 1980, y el vigésimo aniversario de la constitución, en noviembre de 1990, de la Asociación Española para la Enseñanza de las Ciencias de la Tierra, deseo transmitir, en nombre del Colegio Oficial de Geólogos, mi felicitación por ambos aniversarios.
La iniciativa de constituir una asociación como la AEPECT, así como la preocupación constante por mejorar la cultura geológica de los ciudadanos, especialmente la de los estudiantes de secundaria y bachillerato, es una de las mejores iniciativas docentes que ha habido en España en las últimas décadas.
Como ya conoces, el ICOG es miembro de la AEPECT desde hace años y siempre ha apoyado, y seguirá apoyando, las acertadas iniciativas que tiene, como la de la celebración reciente de la I Olimpiada de Geología. Todo ello constituye un gran esfuerzo de dedicación y constancia que, desde el colectivo de geólogos españoles, observamos con orgullo y reconocimiento.
Deseo lo mejor para el futuro de la Asociación y que se continúe con la política tan acertada de formar, comunicar y divulgar el conocimiento geológico a la sociedad española a través de los más jóvenes.
Montse Domingo i Morató
Saludo a la AEPECT
Millones de horas de trabajo voluntario de miles de personas, fe en la gente, esperanza en tiempos de desesperanza, altruismo en tiempos de egocentrismo. Esto es lo que me evoca entrar en la impresionantemente rica, en propuestas y realizaciones, web actual. Una mención especial a la sección Intercambio Solidario, la niña de mis ojos, ¡cuánto ha crecido!, gracias por conservar el concepto, ampliar horizontes e involucrar a tanta buena gente.
Mi gratitud tanto para las personas pioneras como para las continuadoras (como en las parejas, cuesta más conservar que conquistar).
Esta dinosauria, a la que hicisteis sentirse tan querida, desde su retiro como neorural en un bosque (menorquín en invierno, pirenaico de abril a noviembre) os acompaña, os invita a visitarla y os envía su convicción de éxitos futuros, con renovaciones generacionales, y sus deseos de la misma alegría, fraternidad y afecto vividos siempre en Simposios, excursiones fabulosas, cursos, reuniones del Consejo de Redacción...
Un muy fuerte abrazo
Montse Domingo i Morató
Emilio Pedrinaci
Si tuviera que elegir las tres características que mejor han definido a la AEPECT desde su nacimiento, no lo dudaría: La primera es “el atrevimiento” que, a veces, ha rayado en la insensatez. Recuerdo, por ejemplo, que en una de nuestras reuniones constituyentes se planteó la posibilidad de crear una revista de enseñanza. Los más sensatos, como nuestro querido Leandro Sequeiros, sugirieron ir poco a poco, “podríamos comenzar haciendo un boletín y, más tarde…”, señaló. Pero nada, decidimos embarcarnos en toda una revista. Algo parecido sucedió cuando planteamos hacer una ONG para la formación de maestros; nos lanzamos de cabeza, sin preguntar cuánta agua había en la piscina.
No nos ha ido mal así, y no nos ha ido mal porque a esa “insensatez” se unen las otras dos características a las que hacía alusión. Una de ellas es nuestra capacidad de trabajo que nos hace sacar adelante casi todo lo que nos proponemos; la otra es, quizá, nuestro mejor tesoro: somos buena gente y hacemos cuanto podemos por llevarnos bien.
Sigamos así, al menos otros 20 años más.
Emilio Pedrinaci

Leandro Sequeiros
Hace 30 años, en 1980, nos reunimos un entusiasta y numeroso grupo de profesores de Ciencias de la Tierra en la Universidad Complutense. Nos convocó a ciegas nuestro querido Paco Anguita. Nadie suponía lo que eso iba a ser con el tiempo. Emergía una nueva especie en el ecosistema de la educación y ya se ha hecho mayor y ha tenido muchos hijos... Debido a razones de salud, no puedo estar ahí físicamente con vosotros. Pero virtualmente estoy sentado como uno más en esas butacas...
Un abrazo.
Leandro Sequeiros

Portada

 

Salvador Ordoñez
En el pasado próximo, las materias primas minerales y luego las manufacturas industriales, han definido el nivel de vida de los países o lo que es lo mismo su capacidad de consumo. En el futuro inmediato, en la nueva sociedad del conocimiento, el desarrollo de ideas creativas e innovadoras, surgidas desde la tolerancia, y bajo el prisma de un desarrollo sostenible y ambientalmente compatible, definirán nuevos modelos productivos que permitirán a los ciudadanos obtener una vida de mayor calidad, en una sociedad más cohesionada y socialmente más justa. Probablemente este análisis optimista, no pase de ser más que un buen deseo, pero un deseo, que si no se cumple estaremos al borde del colapso: como sociedad, la sociedad global; como especie, la especie humana; como planeta, la Tierra. Buena prueba de ello son: las dramáticas situaciones de pobreza en el mundo no desarrollado, y la angustiosa situación de crisis del modelo económico y de los valores que lo sustentan en el mundo desarrollado. Las enfermedades vinculadas a la pobreza, a la incultura, a la falta de agua potable y a la contaminación ambiental; la violación sistemática de los derechos humanos; los desplazamientos de grandes masas de población; las guerras por los recursos justificadas en diferencias étnicas o culturales; y como colofón las catástrofes naturales, que afectan al planeta, pero que se hacen sentir con mayor crudeza en los países más pobres… En este panorama fue un hito la creación hace ahora veinte años, de AEPECT "Asociación Española para la Enseñanza de las Ciencias de la Tierra". Entidad sin ánimo de lucro, abierta a todas aquellas personas interesadas en la enseñanza de las Ciencias de la Tierra, en el intercambio y propuesta de nuevas ideas, sobre su didáctica, su transmisión a la sociedad próxima y cooperación para que lleguen a los países menos desarrollados.
La ingente tarea de AEPECT debe de entenderse, como un intento de dar a la ciudadanía instrumentos científicos rigurosos, empezando por los más jóvenes, para que piensen por sí mismos, sobre problemas cotidianos: “cambio climático, causas naturales y antrópicas”; las energías renovables/no renovables; las “catástrofes naturales, prevención y predicción”; la escasez de agua dulce, las guerras del agua y los modelos de consumo; materias primas minerales, reciclaje, riesgo de aprovisionamiento,…; conservación de la geo/biodiversidad; “el origen de la vida”; o la estructura y composición de la materia o del universo o de nuestro planeta o de su superficie, o de la alta atmósfera, o de las profundidades marinas... Una especie de Ciencias de la Tierra, para la ciudadanía participativa, que tienen que optar, decidir, y que quieren hacerlo desde el conocimiento del Planeta.
A los que hacéis posible AEPECT, os deseo dosis infinitas de ilusión, para que culminéis todos los objetivos, consigáis que las generaciones venideras cojan el relevo, y que si el deseo no se cumple con inmediatez, vuestros anhelos sean sostenibles y al final acaben fructificando al servicio de la sociedad más justa y más libre.

Salvador Ordoñez,
Rector de la Universidad Internacional Menendez Pelayo.

Home
La Asociación Formación Cooperación Olimpiadas geología
Publicaciones Geocamp
La Revista
Recursos
Cómo asociarse

 



 

 

 

 

 

Formación virtual aepect
 
cuenta aepect.org
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La exposición ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
XV Simposio