El pasado sábado día 13 de junio se celebró el primer Geolodía de Guadalajara. El lugar elegido fue el Parque Natural del Alto Tajo, que atesora una notable riqueza natural entre la que destaca su geodiversidad y la presencia de numerosos lugares de interés geológico. A la convocatoria asistieron 104 participantes que se distribuyeron entre los dos autobuses y cerca de 100 participantes que se acercaron por su cuenta.

Un Geolodía es una excursión gratuita abierta a todos los públicos y orientada a la divulgación de la geología. Para participar en la actividad se convoca, a través de la prensa y de otros medios, a todos los ciudadanos que estén interesados en visitar una zona de importancia geológica. En este caso la organización puso a disposición de los visitantes dos autobuses para hacer el recorrido geológico, pero también se convocó a los interesados a acceder a las paradas del itinerario por su cuenta. De esta manera, un equipo de monitores estuvo disponible durante todo el día en una serie de lugares para atender a los visitantes. En este año ya se han celebrado Geolodías en Segovia, Valencia y Guadalajara, y en los próximos meses se llevará a cabo en Alicante y Teruel, donde se creó la iniciativa hace cuatro años.
Foto 1. Parada en la Aguaspeña , en las afueras de Checa, donde los participantes pudieron observar un edificio tobáceo activo. Foto: Manuel Hombrados.
El Geolodía de Guadalajara 2009 ha sido organizado por la Universidad de Alcalá de Henares, el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y la Diputación de Guadalajara. Además, han colaborado en la organización el Parque Natural del Alto Tajo, y otras instituciones y entidades que respaldaron su materialización, tales como la Asociación Paleontológica Alcarreña Nautilus, el Museo de Molina de Aragón, el Instituto de Enseñanza Secundaria de Guadalajara Aguas Vivas, la Asociación Española para la Enseñanza de las Ciencias de la Tierra (AEPECT), la Sociedad Geológica de España (SGE) y la Asociación Española de Amigos de las Salinas de Interior.

El germen de esta actividad en la provincia alcarreña se encuentra en la celebración en el 2008 del XV Simposio sobre Enseñanza de la Geología en Guadalajara. Como consecuencia del interés que las actividades geológicas despertaron en esta provincia el año pasado, se decidió dar continuidad a aquellas actividades de campo mediante la celebración de un Geolodía.

La selección del Alto Tajo como lugar para la celebración se basa en la gran geodiversidad y alto potencial geo-didáctico de este Parque Natural, en el que existe abundante infraestructura geo-turística puesta en marcha desde el año 2006, incluyendo nueves rutas autoguiadas (Geo-rutas) equipadas con paneles, folletos, áreas experimentales y una guía geológica, a lo que sumar varios centros de interpretación.

Foto 2. Los participantes se organizaron en pequeños grupos en cada una de las paradas para que las explicaciones fueran más amenas. En total, 19 monitores participaron desinteresadamente en la organización. Foto: Alberto Lebrón.
En su mayoría, el público tenía pocas nociones sobre geología, pero una gran inquietud por saber más. El trato directo con los especialistas fue una de las cuestiones mejor valoradas por los participantes. El público mostró una notable diversidad de edad y procedencia, y fueron muy abundantes las familias.
En este primer Geolodía de Guadalajara se visitaron las localidades de Checa, Chequilla, Armallá y Molina de Aragón. El itinerario concreto se detalla a continuación:

La Tejera, en las cercanías de la localidad de Checa, donde se puede observar una colección de las rocas presentes en el Parque Natural, un yacimiento de graptolitos de los que se pueden encontrar abundantes fósiles con más de 440 millones de años de antigüedad, y un “dropstone” (una roca acarreada por un antiguo iceberg).
La Aguaspeña, un interesante edificio tobáceo activo localizado a las afueras de Checa y acondicionado con una pasarela para su visita
Los alrededores de la localidad de Chequilla, que presenta espectaculares escarpes y monolitos labrados en arenisca y conglomerados rojizos
Las salinas de Armallá, donde se pudo observar las propias salinas y el almacén de sal (alfolí) que permiten entender cómo era el proceso de extracción de la sal realizado aquí desde hace siglos.

Foto 4. Tanto el de Museo de Molina de Aragón (izquierda) como el espectacular almacén de sal de Armallá (derecha) fueron abiertos especialmente para los participantes. Fotos: Alberto Lebrón y Eduardo Gordillo.

En todas estas paradas un equipo de monitores estuvo dando explicaciones desde las 10,30h de la mañana hasta las 17h. Posteriormente, todos los participantes acudieron al Museo de Molina de Aragón, donde se puso especial atención en su colección paleontológica.

En total, el Geolodía de Guadalajara 2009 contó con más de 200 participantes. Dos autobuses partieron desde la Plaza del Infantado de Guadalajara el sábado a las 9,00h. Hay que indicar que era necesario reservar con antelación y el cupo de los dos autobuses se llenó una semana antes de la celebración del Geolodía, con 111 personas inscritas y varias en lista de espera. Además, casi otro centenar de participantes se acercaron con sus vehículos, ya fuera siguiendo el recorrido de los autobuses o realizando el recorrido a su gusto.

Foto 5. Explicaciones en las afueras de la localidad de Chequilla, donde se aprovechó para comer. Foto: Manuel Hombrados.

La alta participación, el entusiasmo puesto por los participantes y el alto grado de satisfacción mostrado por los mismos nos lleva a pensar que la actividad ha sido un éxito. Por ello, en el año 2010 se celebrará el segundo Geolodía de Guadalajara, esperando que la respuesta sea igual de positiva.

Descarga folleto

Amelia Calonge García (Universidad de Alcalá y AEPECT) y Luis Carcavilla Urquí (IGME y SGE).

Junio 2009

Home
La Asociación Formación Cooperación
Publicaciones Geocamp Proyecto Globe
La Revista
Recursos
Cómo asociarse
     
 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
   
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto 6. Parada en las Salinas de Armallá, cuya visita fue posible gracias a la colaboración de sus propietarios. Foto: Luis Carcavilla-IGME.

 

 

 

 

 

Foto 3. Explicaciones en el Área experimental de Checa, donde unas vitrinas muestran las rocas más representativas del Parque Natural del Alto Tajo. Foto: Manuel Hombrados.